Matan policías de EU a uriangatense por no soltar un martillo

0

Uriangato, Gto.- Víctor González González, un guanajuatense que radicaba en un poblado de California en Estados Unidos, fue muerto a tiros por policías estadounidenses por traer un martillo en la mano y no soltarlo.

Alrededor de la 1:46 a.m. del sábado pasado cuatro policías del poblado de Cloverdale y un supervisor respondieron al reporte de un residente de la cuadra 100 de Garden Circle Way de un merodeador en el patio trasero de sus vecinos, de acuerdo con un comunicado policial.

El sargento interino John Camara, el oficial Jim Strattan y otro oficial no identificado ingresaron por una puerta lateral a un patio trasero en el área del reporte y se toparon con un hombre empuñando lo que parecía un arma.

Más tarde se identificó al sospechoso como Víctor González González, originario de Uriangato, Guanajuato, y se reportó que lo que traía en la mano era un martillo, dijo la policía a los medios locales.

El teniente de la Policía de Petaluma, Tim Lyons, informó que los oficiales vieron a González y le ordenaron soltar lo que traía en la mano, pero presuntamente no obedeció y lo levantó “de manera amenazadora mientras caminaba rápidamente hacia los oficiales”.

“Temiendo por su seguridad”, los dos oficiales -Camara y Strattan- dispararon y mataron a González.

Ambos agentes llevaban cámaras corporales en el momento del tiroteo, dijo el teniente Lyons. El otro oficial, cuyo nombre fue retenido, no disparó su arma.

González recibió asistencia médica antes de ser transportado al Hospital Memorial Santa Rosa donde murió, informó la policía.

Vecinos declararon que se habían escuchado al menos seis tiros.

Edgar Medina, de 19 años, que vive en la zona donde se produjo el tiroteo, dijo que escuchó gritos antes de una rápida sucesión de aproximadamente seis disparos.

Otro vecino, José Luis Salas, de 60 años, dijo que se despertó con el sonido de los disparos. “Este es un vecindario realmente pacífico sin crimen”, aseguró. “Esto es una sorpresa”.

Víctor González era desconocido para la pareja de ancianos que vivía en el hogar donde ocurrieron los hechos y también para los vecinos.

La policía de Petaluma, con ayuda del Departamento de Seguridad Pública de Rohnert Park, está investigando el caso bajo el protocolo de todo el condado invocado cuando las autoridades usan fuerza letal.

El sábado por la tarde, ocho detectives de la Policía de Petaluma, tres investigadores de la escena del crimen y cinco detectives de Rohnert Park trabajaron en la escena donde se produjo el tiroteo.

Un helicóptero de la oficina del alguacil rodeó el área tomando fotos aéreas.

“Este es un caso bastante sencillo”, aseguró el sargento de la Policía de Petaluma, Paul Gilman. “No estamos tratando de ocultar nada, solo tenemos que seguir el procedimiento”

Deja un comentario